The Vampire Chronicles Roleplay



Conectarse

Recuperar mi contraseña


Mas !
Admin Fundador
Armand

PerfilMP
Admin
Louis De Pointe Du Lac

PerfilMP
Admin
Lestat De Lioncourt

PerfilMP
Admin
Gabrielle De Lioncourt

PerfilMP




Últimos temas
» Un atardecer en el agua
Lun 22 Jun 2015 - 19:06 por Louis De Pointe Du Lac

» About my Sorrow - Libre -
Lun 15 Jun 2015 - 22:01 por Armand

» Manhattan by Night
Lun 1 Jun 2015 - 23:35 por Garret Giordano

» {My book is my friend}.Libre.
Sáb 30 Mayo 2015 - 23:38 por Giselle Nicoles

» Ficha Badran Bilal Rayhan Sayf al Din
Vie 29 Mayo 2015 - 21:18 por Armand

» Post Para Pedir Post
Lun 25 Mayo 2015 - 21:48 por Armand

» VICTORIAN VAMPIRES - CONFIRMACIÓN DE AFILIACIÓN NORMAL
Lun 25 Mayo 2015 - 20:23 por Armand

» Denver Green
Lun 25 Mayo 2015 - 19:14 por Louis De Pointe Du Lac

» Joven Bruja Busca rol.
Jue 21 Mayo 2015 - 12:30 por Giselle Nicoles


Creative Commons License

The Vampire Chronicles RPG Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons License.
Quedan reservados los derechos sobre todas las obras y diseños gráficos del foro.
Quedando prohibido el uso de ella comercial o no comercial.
Siendo la trama y los gráficos propiedad del Staff y los usuarios.
The Vampire Chronicles RPG © 2015.



Un atardecer en el agua

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Libre Un atardecer en el agua

Mensaje por Badran Bilal el Sáb 30 Mayo 2015 - 12:50

Atardecer.

Uno de los mejores momentos del día para mi gusto ya que el cielo tiende a mostrar una gama de colores que por las mañanas o las noches no se aprecia en plenitud. En este momento por ejemplo se puede admirar la formación de un bello arrebol, algo tan esplendido y magnifico que a veces me pregunto por qué nadie se detiene a verlo.

Voy saliendo del trabajo, hoy toco limpiar el suelo del museo de Louvre, y al ser aún temprano decidí que la caminata podría venir bien. A veces extraño demasiado mi pueblo y mi paisaje desolado y arenoso por lo que las caminatas me vienen bien para despejar un poco la mente o hundirme en pensamientos sobre la familia o mi vida. No me quejo de haberme ido, he conocido muchas cosas y he aprendido otras tantas, por ejemplo el idioma francés. No es que sea algo realmente complicado de aprender pero a pesar de su atrayente añoro encontrarme con alguien que hable mi lengua natal. Lo sé, podría marcarle a madre o a padre en cualquier momento y conversar con ellos pero por lo general esas pláticas siempre terminan en un disgusto por ambas partes al decidir seguir lejos del clan.

Es mejor no llamarles, al menos no ahora que disfruto plenamente de este paisaje, aquí sentado en una orilla al Río Sena, observando el agua fluir a su paso tranquilo y resistiendo las ganas de darme un remojón.
avatar
Badran Bilal
Licantropo
Licantropo

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 26/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Un atardecer en el agua

Mensaje por Louis De Pointe Du Lac el Mar 2 Jun 2015 - 14:40

Las noches cálidas traían el aroma de los lirios blancos del jardín tapiado hacia el interior de Trinity Gate y su aroma impregnaba las salas, los pasillos y cada rincón. Yo lo percibía desde cualquier sitio en que estuviera dentro de palacete, con una nitidez que nunca percibí antes; los aromas acudían a mi memoria aunque estuviera lejos. Desde el salón, en el que podía escuchar a Sybelle tocar y la susurrante voz de Benji, me llegaba también el tumulto de la ciudad, la vida misma expresada en fuentes de inagotable energía, de calor y exuberancia humana. Y sangre…

Mi mente viajaba en sueños, pero no había añoranza, no cuando podía volver cuando quisiera. Estaba en París por un asunto completamente personal, quizás para traer remembranzas de aquellas tormentas de sentimientos apasionados pero negativos; una intrínseca necesidad propia. Desperté en mi escondite diurno y salí mientras la luz aún iluminaba el cielo pese a que el sol ya se había ido. Después de recibir la poderosa sangre de Lestat, dormía menos y la luz natural del sol había vuelto a ser una realidad para mí. No me disgustaba para nada. Disfrutaba pasearme por los pasillos sin necesitad de esa fría luz artificial, llegar al jardín tapiado y sentarme en el banco para contemplar esa misma luz reflejada de mil formas diferentes entre las hojas, cortezas y flores del jardín. El jardín que era perenne a mis ojos y sin embargo, cambiaba a cada instante.

La gruesa y pesada puerta de acero encajó a la perfección contra la entrada del pasaje y quedo pronto desvanecida en la parte que formaba la gruesa pero falsa pared. Contaba con un buen refugio aquí: una antigua propiedad que había mantenido y había pasado hasta mis manos después de varios parientes falsos. Una casa rustica, como me gustaban. Me vestí en mi alcoba con calma, repasando las esquinas de la habitación, las ventanas cerradas y con las cortinas abiertas para dar paso al verde frondoso de Central Park. Escogí un pantalón de lino color beige, unos zapatos choclos negros, una camisa de algodón blanca y un saco de vestir casual color café. Mi gusto por la ropa seguía dependiendo de mi estado de ánimo, como antaño, pero ahora me sentía más a gusto vistiendo ropas del siglo actual.  

Salí por la puerta principal de la casa que constituiría mi hogar estos días, tratando de no pensar en lo que significaría esto en casa; los continuos clics que provenían de entre los árboles. Yo no tenía nada contra ellos, pero seguía considerándolos como criaturas sin un propósito real.  Necesitaban en que creer y ahora era Lestat en quien deseaban depositar esa fe. Armand estaba cansado de esto. Yo comprendía su malestar y, en cierta manera, el peso que cargaba.  La noche era fresca, pero soportable, así que no regresé por un abrigo más aparte de mi saco.  Quede al descubierto en una calle que corría paralela al río Sena.

Bajé por la calle y llegue al borde del río, donde el cemento limitaba su espacio, intentando domarlo. Fue entonces que lo vi. Percibí el calor de su cuerpo y los latidos fuertes de su corazón y la sed llegó como si me golpearan con un mazo en la garganta. Yo no era tan poderoso como Lestat pero la necesidad de sangre era algo que podía evitar durante noches, aunque la sed nunca se iba, siempre estaba el deseo glotón de beber. Lo observé sentado durante largos minutos, entre los que pude dar cuenta de un olor extraño, diferente, algo más animal que provenía de él.  Me acerqué, separando mi cuerpo de la pared y me situé de pie junto al borde, observando el cauce del rio a unos metros de él.


avatar
Louis De Pointe Du Lac
Vampiro Admin
Vampiro Admin

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 251
Localización : Trinity Gate

Datos del Personaje
Dones / Habilidades:
Datos de Interes:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Un atardecer en el agua

Mensaje por Badran Bilal el Vie 5 Jun 2015 - 1:09

La tarde comenzó a refrescar y una ligera brisa proveniente del río se hizo presente, no era que sintiera realmente el cuerpo frío o que los escalofríos que recorrían mi espina dorsal se debieran al repentino cambio de aire pero de cualquier forma apreté mi bisht café con cuello dorado contra mi cuerpo para refugiarme. Eran culpa de los recuerdos y de la nostalgia del hogar que añoraba muchas veces al día y de la familia que me hacía falta durante muchas horas. Estando aquí comprendía de muchas formas el amor que le tenía a los arenosos paisajes de mi hogar, a las tormentas de arena de Arabia, al aislamiento que manteníamos, la ciudad ciertamente tiene su misterio y tiene su encanto pero no hay nada como salir corriendo en mi estado perruno a la hora que se me antojara sin importar que alguien pudiera percatarse de mi forma. Aquí ha sido bastante complicado dejar salir a mi complemento y como ahora, viendo el río correr con la tranquilidad del momento, una tortura el refrenar mis instintos, contener el deseo de ser el animal que soy. Por eso mejor no hablar con  madre o con padre, al menos no esta tarde tan encantadora.

Inhale el aroma de Paris, específicamente del río Sena y sus alrededores, y el aire contaminado  inundo mis fosas nasales. Lo malo de tener desarrollado el sentido del olfato es que me llegan los olores que a muchos podrían pasarles desapercibidos, como el de excremento de muchos otros animales o los gases que se provocan por las maquinarias presentes en la ciudad, hasta el sudor de los humanos y sus fragancias con las que se bañaban llegaban a mí como las partículas que eran y se implantaban en mi nariz. Aún así no era tan malo como podría haber llegado a parecer en algún momento al inicio de mi estancia aquí, las luces y el ruido ciertamente eran ligeramente más molestas que el olor pero de alguna forma era la forma de completar su encanto. Los jóvenes yendo de un lado al otro, prestándole más atención a los aparatos electrónicos que a sus sentidos, comida rápida. Conozco el mundo por mis antepasados y puedo asegurar que el pasado llegaba a sonar mejor en muchas ocasiones, al menos una ventaja de esta era son los caminos que unen muchos lugares haciendo fácil el viaje.

Lo percibí mucho antes de que llegara, mucho antes de que decidiera mostrar su presencia, no sabía qué era ni de quién se trataba pero sabía que estaba ahí, o al menos lo presentía. El ambiente había vuelto a cambiar, eran pequeñas chispas provocadas por todos lados, los arboles crujían más, las ratas y ratones volvían a sus escondites, los gatos se erizaban, el silencio era notorio. Mi propio cuerpo respondía ante esa presencia con un nuevo escalofrío y la tensión de los músculos, preparados para cualquier enfrentamiento. No sabía dónde se encontraba el ser, ni qué era lo que quería pero lo sentía, es una sensación de ser observado con profundidad. En cuanto sentí el primer movimiento sin pensarlo me levante de mi lugar con movimientos agiles y rápidos, dando al menos dos pasos hacia atrás y de pronto ahí estaba, a unos metros de mí.

-¿Desea algo?- pregunte mientras lo observaba, su piel casi transparente a comparación de la mía, cabello largo y con bucles, una presencia hasta cierto punto asesina. Debía de ser una criatura de la noche, no había otra explicación, no existía humano capaz de acercarse tanto a mí sin que pudiera detectarlo, en cambio ese hombre... ese ser lo había logrado.
avatar
Badran Bilal
Licantropo
Licantropo

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 26/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Un atardecer en el agua

Mensaje por Louis De Pointe Du Lac el Lun 22 Jun 2015 - 19:06

Lo observé, no directamente, sino por el rabillo del ojo, mientras su cuerpo se enderezaba y su mirada permanecía fija en mí. Aquel aroma extraño y diferente se intensificó cuando me acerqué, sin duda provenía de él, era el dueño de aquel extraño perfume. La curiosidad mitigo ligeramente a la sed, pero, acaso, era más peligrosa para él el que yo me sintiera más atraído hacía su persona por otro motivo diferente a la sangre. Pero permanecí inmóvil, mirando las luces que se reflejaban en el Sena, luces que provenían del otro lado, de edificios altos y múltiples tiendas. Mismas luces que se proyectaban en los cristales lilas de mis gafas; gafas sin las cuales ya no podía salir. Pensaba en él, en el misterio que estaba creando para mí y en mi propio deseo por descifrarlo. Hasta ahora, mi único contacto con seres sobrenaturales había sido con los de mi especie. ¿Y si esté hombre se volvía demasiado interesante? Y ¿Si este encuentro casual pasaba a ser el primero y no el único?

Sabía de antemano lo terrible de mantener contacto con un ser humano y aunque el hombre a mi lado, no lo fuera en su totalidad, podía sentir que alguna parte de él lo era. Capte un movimiento extraño y volteé a mirarle finalmente. Su figura alta y varonil me cautivó. Era un hombre nutrido y fuerte, comunes en esta época, pero también era algo más. Me sorprendió verlo retroceder de aquella forma, temeroso. Casi consciente de lo que yo era y si no, por lo menos sospechándolo claramente. Era como si poseyera un instinto, un sexto sentido como el nuestro pero del cual el hombre carecía. Por lo menos, en lo que a mi concierne, no me he todo nunca con humano que huya de mí, sino todo lo contrario, mi imagen parecía atraerlos, cautivarlos.

Giré lentamente hacía él, atraído por su voz, por la entonación y aquel extraño acento. Recordé a Daniel, aquella noche cuando nos conocimos, refiriéndose a mi voz y al acento marcado en mis silabas. Él tenía uno parecido, pero era diferente, así como sus ropas. ¿Deseaba algo? Sí, pero no podría decir si lo deseaba de él, no ahora. Me había irritado un poco la negativa a la perspectiva de beber de él, pero la sensación se había desvanecido rápidamente, como si nunca hubiera estado allí, un mero espejismo. Una noche más de espera que no me molestaba.  

¿De verdad? ¿Quieres saber eso? — Pregunté en voz baja, permaneciendo inmóvil. La brisa proveniente de la ciudad descompuso mi cabello y me hizo sentir frío por unos momentos hasta que pasó. Ignoré el frío, disfrutando el momento, la posibilidad de sentir los cambios de temperatura y que aún me afectaran. – Creo que tienes una idea de lo que soy, lo he visto por la manera en que te movías. Eso me sorprendió. Nunca nadie había retrocedido de esa manera al verme. — No era un elogio, simplemente, no podía quitarme la imagen de mi cabeza. — Quiero saber, ¿Quién eres? No temas, no voy a hacerte daño… ¿Me creerás? — Invité sutil, con la posibilidad de marcharse sin que yo tomara represalias contra él.


avatar
Louis De Pointe Du Lac
Vampiro Admin
Vampiro Admin

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 30/03/2015
Edad : 251
Localización : Trinity Gate

Datos del Personaje
Dones / Habilidades:
Datos de Interes:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Un atardecer en el agua

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.